peke
En el corazón de Galicia, ayuntamiento de Monterroso, en el Camino de Santiago y a 35 Km. de la ciudad de Lugo, lugar de suaves e insinuantes colinas que albergan una variada riqueza de fauna y flora, se encuentra el Pazo de Ludeiro, una de las primeras muestras del arte gótico civil gallego, dado que su construcción es anterior al año 1468. Las nobles familias de los Ulloa, Montenegro y Ribadeneira desfilaron en la pasarela de su dilatada historia.

A pesar del tiempo transcurrido, su arquitectura originaria ha sufrido muy pocos cambios a excepción de aquellos conducentes a aumentar el confort del usuario mediante una moderna unidad hostelera y medios audiovisuales presentes en todas las dependencias, que están decoradas por el artista soriano Don Juan de Álvaro y Urtazu.

Sin llegar a ser un castillo, su configuración nos recuerda la de una pequeña fortaleza en la que moraba la nobleza gallega en la Baja Edad Media con sus espacios almenados y robusto muro circundante. Todo ello enmarcado en un ensoñador paisaje, en una finca de unas cuatro hectáreas recorrida por el río Augabela.

Este Pazo es respetuoso con el medio ambiente que lo rodea utilizando, en consecuencia, energías alternativas: biomasa, térmica y fotovoltaica. Todo ello conducente a aumentar el confort de nuestros visitantes.